“El valor de dar” aplicado a las ventas

“El valor de dar” aplicado a las ventas

Era una noche romántica, en uno de los restaurantes de Estados Unidos, un músico ambulante se acercó a una pareja y le pidió cantar una canción.

La pareja aceptó y grande fue su sorpresa al escuchar la melodía que salía de la garganta de ese hombre. Que voz, que sentimiento ¡Cuánta entrega!

Luego de haber terminado su repertorio, el señor le dio al músico 100 usd. Realmente hubiera querido darle más y que era poco, lo que estaba pagando, dado que el músico se entregó con todo el corazón a sus canciones.

Sin embargo, al músico le salían lágrimas de emoción. No cabía en su asombro. Había recibido 100 usd y corrió donde estaban su esposa y sus hijos, viviendo en un coche destartalado. Aquel billete le proporcionaría la comida de ese día.

Moraleja de la historia: hay que concentrarse en dar.

El músico no pensó en cuánto dinero recibiría sólo pensó en dar lo mejor de sí mismo.

Ventas

Las ventas: un acto de dar

De la misma manera, las ventas, en definitiva, es un acto de dar.

Aquel mesero a quien le piden un trago, y él no sólo lleva el vaso, sino que lleva la botella, el hielo y la sirve en delante de los clientes. La persona que atiende en un restaurante y cuando ve que sus clientes han comido, les presenta la mesa de postres. Eso es DAR, eso es vender.

Aquél vendedor de autos cuyos prospectos le piden información de un auto. Y éste no sólo le brinda los datos fríos, sino que le ofrece un vaso de agua o un café, le enseña el automóvil, lo hace dar una vuelta y le prueba el vehículo, le ayuda con el financiamiento, le prepara los papeles, y da y sigue dando, es el vendedor al que le va mucho mejor en su industria.

Piense en su industria ¿Cómo puede dar más a su cliente potencial? ¿Le brindará algo más que sólo el producto? ¿Servicio extra, soporte, garantía, asesoramiento, información útil y exclusiva? ¿ Qué puede dar más a su cliente, el día de hoy?

Conviértase en una persona valiosa para su cliente, no escatime los esfuerzos en dar, dar más y verá como, al igual que el músico, empezará a recibir su justa recompensa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s