¿Cómo mejorar la productividad de tu negocio?

¿Cómo mejorar la productividad de tu negocio?

Cuando emprendes o arrancas un negocio es muy común emplear muchas más horas de las óptimas para realizar prácticamente cualquier proceso. Es decir, que al arrancar un proyecto, la productividad suele estar poco medida y es muy poco óptima. Pero no creas que esto no ocurre en empresas más grandes y con más recorrido. La realidad es que mejorar la productividad de tu negocio va a ser siempre algo a mejorar.

Por esta razón, como emprendedores debemos tomar medidas para intentar ser lo más productivos posibles. Nuestro objetivo es conseguir que los empleados, pero también nosotros mismos, todos seamos más efectivos, centralizar las comunicaciones o gestionar las ventas de forma más eficiente son algunas de las formas de conseguirlo.

Cómo mejorar la productividad de tu negocio

¿Cómo optimizar la productividad de tu negocio?

Hay muchas formas de conseguir optimizar los procesos dentro de un negocio incipiente y o entre el equipo emprendedor de un proyecto. Podemos empezar citando estos:

  • Usar entornos colaborativos. La ventaja de este tipo de medida es que podemos optimizar el tiempo invertido en compartir documentación, en comentar proyectos, etc. Al trabajar con plataformas colaborativas podemos trabajar todos los miembros del equipo sobre un mismo documento. Además de poderlo hacer en remoto. Sin necesidad de estar en la misma oficina.
  • Hacer apps para empresas. Este tema es algo más complicado, y nos referimos a crear una aplicación interna para gestionar algunos procesos que son muy poco productivos. Algunos ejemplos pueden ser apps online para emitir facturas automáticas a los clientes, una app móvil para gestionar las entregas en una empresa de paquetería, informatizar contenidos educativos para nuestros clientes, etc. Siempre que la inversión en desarrollo nos suponga un ahorro de tiempo y de esfuerzo, y mejoremos nuestra productividad.
  • Controlar lo tiempos. Existen muchas herramientas para  hacerlo, así que el primer paso es identificar en qué invertimos el tiempo. No podemos invertir 20 horas a la semana es únicamente contestar correos electrónicos si esta tarea no nos aposta ningún beneficio a nuestro proyecto o emprendimiento.
  • Profesionales centrados en tareas. La realidad nos dice que si nos centramos en nuestra especialización, seremos más productivos. No consiste en hacer siempre la misma tarea sino que cada profesional haga aquellas tareas en las que es más productivo y en las que tiene más que aportar. Es cierto que siempre viene bien tener a profesionales polivalentes, sobretodo cuando emprendemos, peros siempre deberemos delimitar algunas tareas para buscar una mayor efectividad.

Estos son solamente algunos ejemplos de cómo optimizar algunos procesos dentro de la empresa. Pero evidentemente existen muchas otras formas de conseguirlo.

La productividad es algo muy personal

Algo que no hemos tenido en cuenta es que la productividad de tu empresa es algo muy personal. Como también la productividad de cada miembro de tu equipo también lo es. Si empezamos porque cada uno tiene un ritmo biológico diferente vemos que cada uno es más productivo a una hora distinta del día. Por eso el ritmo de trabajo no será el mismo para ti que para tu compañero. El truco está en estudiar el ritmo de cada uno y comunicarse con los compañeros.

En primer lugar debes analizar tus propios tiempos, estudiar tu productividad. Es posible que estés más despierto y activo por la mañana y que después de comer notes un pequeño bajón. En estos casos deja las tareas más importante y que requieren más tiempo y dedicación por las mañanas y deja para después de comer tareas aburridas y repetitivas que requieran menor atención.

Pero ten en cuenta que es posible que tengas compañeros que funcionen a la inversa. Que a primera hora necesiten un café alguna horita para ponerse a tope. No todos los levantamos a las 6 de la mañana con una energía desbordante. Si es así, su rutina intensa puede empezar a media mañana e incluso incluir la tarde. ¡Cada persona es un mundo!

Por eso, debes conocer los ritmos de trabajo del equipo para saber cuándo realizar tareas conjuntas o reuniones. Sólo así podrás agilizar y mejorar la productividad del equipo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s